Hoy queremos hacer una reflexión sobre un artículo de la revista Yorokobu.es sobre la esclavitud en el mundo.

Según datos del Global Slavery Index  (elaborado por Walk Free Foundation ) en este preciso instante más de 29’8 millones de personas sufren esclavitud en el mundo.

Abre los ojos: puede que un esclavo esté fabricando tu móvil o limpiando las gambas de tu paella

Aunque actualmente la esclavitud está más asociada con el tráfico de mujeres para la prostitución o los niños siervos en Asia y África para tareas domesticas y agrícolas. Sin embargo, este estudio demuestra que “la industria privada, es de largo, el mayor empleador de esclavos del mundo”. Dos tercios de los esclavos modernos (unos 20 millones de personas) trabajan en condiciones de esclavitud en empresas mineras, tecnológicas o pesqueras que fabrican, ensamblan o cultivan productos que acaban en nuestras casas.

Como podemos ver en el mapa, los diez países con mayor número de esclavos son India, China, Pakistán, Nigeria, Etiopia, Rusia, Tailandia, República Democrática del Congo, Birmania y Bangladesh. Entre todos suman tres cuartos (76%) de todos los esclavos del mundo.

El caso de la India

Los desafíos de la India, en cuanto a esclavitud, son inmensos, siendo el segundo país más poblado del mundo con una población de más de 1,2 mil millones de personas.

La India presenta el espectro completo de las diferentes formas de esclavitud moderna, desde las formas más graves de la mano de obra en condiciones de servidumbre intergeneracional a través de diversas industrias hasta las peores formas de trabajo infantil, la explotación sexual comercial , y el matrimonio forzoso y servil.

Diversos estudios citan cifras tan escalofriantes de entre  20 hasta 65 millones de ciudadanos indios en trabajos forzados dentro de la India. Estas estimaciones ponen de relieve la magnitud del problema dentro del país asiático.

Captura de pantalla 2014-01-12 a la(s) 18.09.02

Los informes indican consistentemente que el reto más importante de la India es el elevado número de ciudadanos indios en diversas formas de esclavitud moderna dentro de las fronteras de la India. Por ejemplo, el Informe TIP EE.UU. 2013, sugiere que el noventa por ciento del tráfico en la India es interno. Esto es el resultado de la migración interna, ya que los migrantes pueden proceder de las comunidades rurales pobres, y son atraídos a ciudades relativamente ricas con la falsa pretensión de empleo. La trata interna de los hombres, las mujeres y los niños constituyen acciones significativas de trabajos forzados en la construcción, textiles, fabricación de ladrillos, las minas, el pescado y el camarón.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que muchos de la India de esclavos no se han movido de un lugar a otro – son esclavizados en sus propias aldeas. Muchos están atrapados en la servidumbre por deudas a un terrateniente local o han nacido en la esclavitud debido a la casta, las obligaciones habituales, sociales y hereditarias.

La explotación sexual de las mujeres indias, hombres, transexuales y los niños dentro de la India, es otro de los problemas más graves. La explotación sexual comercial se ha llevado a cabo en zonas urbanas específicas, ahora también está mucho más dispersa en las zonas rurales, centros de transporte, restaurantes de carretera y casas en zonas suburbanas.

El Banco Mundial estimó en 2012 que el 32,7 % de los indios vivía debajo de la línea internacional de pobreza de menos de 1,25 dólares por día. La pobreza y el sistema de castas de la India, son factores importantes que contribuyen a su problema de la esclavitud moderna. Los más vulnerables a la esclavitud moderna son los de las castas “inferiores” ( dalits ), y las comunidades indígenas ( adivasis ), especialmente las mujeres y los niños.

En las encuestas de violencia y discriminación contra las mujeres, la India se alinea constantemente mal. La baja condición de la mujer y de la gravedad y prevalencia de la violencia doméstica en la sociedad les pone en riesgo extremo, tanto a ellas como a sus hijos.

Las peores formas “no laborales” de esclavitud moderna , incluyendo el matrimonio forzado y la servidumbre, adopciones fraudulentas y tráfico de órganos se han identificado en la India.

Con estos datos dejamos la puerta abierta a una reflexión global sobre la esclavitud en el Siglo XXI.

Baja el informe o visualiza los datos aquí

(Tema visto en yorokobu.es vía Iñaki Berazaluce)